lunes, 30 de mayo de 2016

Violencia y humor negro en "PREACHER"

El pasado fin de semana, y tras un buen puñado de intentos fallidos (estuvo a punto de ser llevada al cine de la mano de Kevin Smith), la cadena de cable AMC estrenaba “Preacher”, la adaptación a la pequeña pantalla de la novela gráfica de los años 90. Finalmente han sido Seth Rogen, actor y productor al que hemos visto en “Malditos Vecinos” o “Supersalidos”, y su compañero habitual Evan Goldberg los encargados de trasladar la historia de ese predicador en horas bajas creado a cuatro manos por Garth Ennis y Steve Dillon.


Como decimos, en “Preacher” nos encontramos con Jesse Custer, un predicador de un pequeño pueblo de Texas que sufre una importante crisis de identidad y de fe. También conocemos a Cassidy, un vampiro que siempre se las apaña para conseguir salir vivo de las situaciones más inverosímiles (en este primer capítulo vemos unas cuantas). Y si de salir vivo se trata, también merece mención especial Tulip, un antiguo amor de Jesse, que se las apaña para sobrevivir solita gracias a sus buenas habilidades en la guerra, las armas y los explosivos. También conocemos al sheriff Hugo Root y a su hijo Eugene, apodado Arseface que tiene la cara desfigurada después de haberse disparado y haber sobrevivido (mejor ver el episodio para ver la forma que ha adoptado su nuevo rostro). Y como personaje secundario también nos encontramos a Emily, amiga de la parroquia de Jesse y que sufre malos tratos por parte de su marido.

Lo que no conocemos de momento es la trama sobre la que va a girar la temporada ya que este primer episodio se ha centrado en hacer una buena presentación de personajes. Pero la sinopsis oficial indica que pronto veremos a Jesse unir fuerzas con Cassidy y con su ex Tulip en un viaje para, literalmente, encontrar a Dios mientras una fuerza maligna invisible hace explotar cualquier exponente religioso que se encuentra por el camino. Apunta maneras.


Parece ser que los que disfrutaron del cómic están bastante satisfechos con el resultado de al menos, el episodio piloto (digo “parece ser” porque los únicos cómics que he leído en mi vida son los de Spiderman). Había cierto temor generalizado de que, a pesar de que el canal AMC no suele cortarse a la hora de ofrecer violencia y humor bestia cuando es necesario, la serie terminase resultando una versión descafeinada de lo ofrecido en las novelas gráficas, que destacan por la violencia y la abundancia de sangre. Finalmente no ha sido así y la adaptación refleje fielmente el espíritu transgresor y sórdido del material en que se basa. Algo que es digno de reconocimiento.

“Preacher” no es una serie para todos los públicos, eso está claro, pero aquellos que disfruten con este tipo de relatos cargados de violencia, ironía y humor negro, disfrutarán de lo lindo. Personalmente, y como desconocedor de la obra previa, disfruté con la presentación de los personajes y de la atmósfera perfectamente creada y que en algunos momentos resulta tan agobiante como el calor que parecen estar pasando en ese pueblucho perdido de la mano de dios. Sí que es cierto que su duración me pareció excesiva. Y no porque 65 minutos me parezcan demasiado (teniendo en cuenta que todas las series españolas duran al menos cinco minutos más), sino porque era realmente innecesario. Todo lo que cuenta se podía haber contado perfectamente con diez minutos menos. Pero OJO!, no quiero decir con eso que se me haya hecho largo el capítulo, ni mucho menos. Resulta efectivo y realmente entretenido.


En el reparto nos encontramos con caras más o menos conocidas en el mundillo del cine y de la televisión. El protagonista Jesse Custer está interpretado por Dominic Cooper, al que hemos visto interpretando al padre de Tony Stark tanto en las películas de “Capitán América” como episódicamente en la serie “MARVEL´s Agent Carter”. Joseph Gilgun, conocido principalmente por “Misfits”, interpreta a Cassidy, el vampiro alcohólico irlandés y Ruth Negga, que acaba de presentar en Cannes “Loving” la historia de un amor interracial con el omnipresente Joel Edgerton y que parece que va derechita a la temporada de premios, se encarga de encarnar a Tulip, la ex novia violenta de Jesse. En papeles más secundarios ya nos encontramos a Lucy Griffiths (vista en “True Blood”), Ian Colletti, W. Earl Brown o Jackie Earle Haley.

El episodio piloto se ha estrenado con unas audiencias de 2,4 millones y un 0,9 en demográficos. Cifras que si bien no podemos decir que no sean buenas, puede que a AMC les haya resultado algo flojas teniendo en cuenta que se emitía justo después de “Fear The Walking Dead”, con unas audiencias bastante superiores. De todos modos, es considerado como el segundo mejor debut del año en una cadena de cable tras los datos conseguidos a principios de febrero por "American Crime Story: People vs OJ Simpson".

Habrá que seguir “Preacher” de cerca para ver por dónde van los tiros. Literalmente.


viernes, 27 de mayo de 2016

"ALLÍ ABAJO": Mi gran boda vasco-sevillana

“Allí Abajo” despidió su segunda temporada este pasado martes y lo hizo por todo lo alto celebrando la boda entre Carmen e Iñaki que llevábamos esperando desde hace bastantes episodios. Un “sí, quiero” que no estuvo exento de momentos disparatados de tensión y locura, pero que sirvió para cerrar algunas tramas antiguas y para dar arranque a otras que seguro que van a dar mucho que hablar en la ya confirmada tercera temporada. Si quieres saber lo ocurrido, sigue leyendo.


(A partir de aquí, spoilers de las tramas de esta segunda temporada)

Habíamos terminado el episodio anterior viendo como Carmen descubre que la que ella consideraba su madre, a la que llevaba años sin ver después de que esta los abandonase a ella y al resto de la familia, ahora era en realidad su padre. Su reacción no fue tan sorprendente como la de su hermano Rafi, que tardó en asociar ese hombre con la madre que llevaba décadas sin ver. Su mujer Isabel, por su parte, tuvo que apañárselas para que la cuadrilla no le dijera a Iñaki que le habían ofrecido un trabajo en el restaurante de Arzak, lo que pondría en peligro la boda y la continuidad de la pareja. Uno de la cuadrilla, Koldo, pagó caro el andar jugando a dos bandas con su ex mujer y con la vecina ya que la primera, al enterarse, le mandó una inspección de trabajo con el objetivo de boicotear su presencia en la boda. Al final, tuvo que echar mano de Trini, de su hermana Elena y de Rober para deshacerse del inspector y poder llegar a tiempo. Por los pelos. Y tuvieron que ser dos mujeres de armas tomar las que dieron un paso adelante en sus relaciones. Por un lado Maritxu pidió a Benito pasar la noche juntos y por otro Elena que por fin se atrevió a darle ese esperado primer beso a José (Jozé).

Al final, y después de que la boda casi se suspenda al enterarse Carmen de que su petición de mano por parte de Iñaki había sido por error, el enlace siguió adelante. Eso sí, no pudieron evitar que Iñaki se enterase de la oferta de trabajo que este ha recibido de vuelta allí arriba. ¿Qué pasará con esa oferta de trabajo en la tercera temporada? ¿Veremos a la pareja protagonista trasladarse al País Vasco?


“Allí Abajo” ha conseguido confirmar esta temporada algo que es fundamental para el buen funcionamiento de la buena comedia, que es el contar con un reparto sólido y solvente que funciona perfectamente en cualquier situación. No sólo eso sino que las tramas paralelas de cualquiera de los personajes secundarios funcionan igual de divinamente que la de la pareja protagonista logrando así una sensación de que todos los personajes importan y todos, en mayor o menor medida aportan algo a la trama que ningún otro personaje consigue. Nadie sobra. Incluso aquellos personajes que podemos considerar más secundarios, como por ejemplo las tres vecinas cotillas funcionan como aporte surrealista a las ya de por sí locas tramas de la serie.  Mención especial merece el personaje de Dolores, la enfermera chismosa interpretada por la sublime Maripaz Sayago (que ya nos dio momentos maravillosos en las películas de “Carmina o Revienta” y “Carmina y Amén”) y que es una auténtica robaescenas. Graciosa siempre e hilarante en muchas ocasiones.

Y si decimos que el mayor punto fuerte de “Allí Abajo” sea quizás la solvencia de un reparto en el que todos funcionan con todos, este episodio ha sido una buena muestra de eso precisamente, ya que hemos tenido la oportunidad de ver como, al más puro estilo “Ratas a la Carrera”, todos luchaban por llegar a la boda a tiempo teniendo que echar mano de recursos inverosímiles. Incluso los nuevos personajes de la temporada como el padre de Carmen o la hermana de Trini han empastado perfectamente tanto con los del norte como con los del sur. 


El capítulo de despedida obtuvo un share del 20,5% con más de tres millones y medio de espectadores. A pesar de la dura competencia y de los constantes errores de programación de Antena 3, esta segunda temporada ha conseguido unas cifras bastante notables promediando un share del 18,2% y cerca de 3,2 millones. Eso sí, se deja por el camino casi cuatro puntos y un millón de espectadores con respecto a la primera temporada. Unas cifras que si bien no dejan de ser envidiables, hay que cuidar para que el desgaste no vaya más allá.

De cara a la tercera temporada, que empezará su producción dentro de unas semanas ya se ha anunciado la baja de Alfonso Sánchez, que había interpretado hasta ahora a Rober, el Doctor Almenar. Además, Óscar Terol, guionista y uno de los actores de la serie ha avanzado a FormulaTV que contarán con un buen puñado de sorpresas en los nuevos capítulos, ya que los personajes vivirán cambios drásticos, giros bruscos y nuevas situaciones que resultarán muy cómicas para el espectador aunque no tanto para sus personajes. Y barajan la posibilidad también de contar con cameos de personajes famosos relacionados con el reparto. Pinta bien.

miércoles, 25 de mayo de 2016

La venganza final de las leyendas

La primera temporada de “DC´s Legends of Tomorrow” terminó el pasado jueves en el canal The CW con la emisión del decimosexto episodio, titulado “Legendary”. Y con el último capítulo llegaba también esa última oportunidad de culminar la venganza contra Vandal Savage que el equipo capitaneado por Rip llevaba intentando ejecutar con sus viajes en el tiempo desde el primer episodio. Si quieres saber más sobre cómo llevan a cabo dicha venganza, sigue leyendo.


El episodio se inició con un amago de los miembros del equipo de volver a la normalidad en la Star City de 2016. Afortunadamente decidieron volver con su capitán para culminar la tan ansiada venganza contra Savage. Descubren entonces que el verdadero objetivo de este villano es activar con la sangre de Kendra y Carter un meteorito que harían explosión en diferentes dimensiones temporales y acabar así con la vida en el planeta tal y como la conocemos. Esto obliga al equipo a dividirse para actuar en cada uno de los espacios temporales y matar a Vandal en tres ocasiones distintas. Todo ello teniendo en cuenta que en ese viaje al presente de Star City, Sara descubre que su hermana Laurel, aka Black Canary, ha fallecido a manos del malo malísimo de esta cuarta temporada de “Arrow”, Damien Dahrk.

Finalmente consiguen salir victoriosos en cada una de las tres batallas, aniquilando a Savage en cada uno de los tres escenarios temporales distintos (curioso que divididos en tres grupos puedan acabar con Savage cuando todos juntos no lo consiguieron en los quince episodios anteriores). Pero para acabar con la última amenaza, el meteorito, Rip decide estrellar su nave temporal contra el sol. Algo que a punto estuvo de costarle la vida y que salvó gracias a uno de sus ya múltiples saltos temporales. De esta manera, y tras saber que el causante de sus problemas durante los últimos 4000 años ha sido aniquilado, Kendra y Carter, aka Hawkgirl y Hawkman deciden iniciar una vida tranquila y en solitario, lejos del resto del equipo.


Si bien el episodio ha cumplido con el objetivo, que era el de dar cierre al arco argumental de la temporada neutralizando al villano, quizás le ha faltado algo de tensión y acción para enfatizar el carácter épico que se suponía que debía tener el hecho de poder conseguir por fin acabar con Savage. Quizás el único momento con algo de potencia visual y argumental es en el que Rip decide capitanear la nave que transporta el meteorito con el objetivo de estrellarlo con el sol. Potencia que se desvanece en el momento en que Gideon, la inteligencia artificial de la nave, salva in extremis su “vida” (¿se puede llamar vida?) y la de su capitán. Un final épico a la altura se merece la despedida de alguno de los personajes principales de una manera trágica y heroica ¿o no?

En general, estos dieciséis primeros episodios de “DC´s Legends of Tomorrow”, a pesar del lío gigantesco que se han montado, han conseguido salvar los muebles de una manera muy digna. La primera parte de la temporada ha sido realmente entretenida a pesar de no aportar nada a la construcción de los personajes mientras que la segunda mitad ha sido todo lo contrario: cuando empezaban a trabajar bien los diferentes caracteres del equipo protagonista, la trama se les ha dio de la mano descaradamente. No ha ayudado tampoco el hecho de contar con el peor villano que se ha visto en ninguna de las serie del mundo DC llevadas a la televisión. Un malo sin personalidad y lo que es peor, con cero carisma. Y de mi agrado tampoco ha sido el excesivo protagonismo que se le ha dado a la historia pasada entre los Hawks y Vandal, desvirtuando así el verdadero objetivo de Rip que era vengar la muerte de su mujer e hijo. Por lo demás, siempre ha sido un producto entretenido lo suficientemente atractivo como para que merezca la pena dedicarle tres cuartos de hora semanales. Y que además cumple con su función de ser el complemento ligero de sus hermanas mayores “The Flash” y “Arrow”.


Tras saber que el personaje interpretado por Wentworth Miller, Leonard Snart, dejaría de formar parte del reparto regular de la serie de cara a la segunda temporada, esta season finale nos ha dejado otras dos bajas más, las de Kendra y Carter. Si bien cualquiera de los personajes podrá reaparecer en cualquier momento, parece que no lo harán más que muy de vez en cuando (algo que en el caso de los personajes de Hawkgirl y Hawkman se agradece teniendo en cuenta que su venganza personal ha sido saldada con éxito). Y para cubrir sus bajas, en los últimos segundos del episodio final ya hemos conocido a uno de los nuevos fichajes, Rex Tyler (aka Hourman), miembro de la Justice Society of America. Algo que ya nos puede dar alguna pista de por donde van a ir los tiros en los nuevos episodios. Y no olvidemos que en los pasados Upfronts, The CW anunció que antes de final de año veríamos un crossover entre las cuatro series de DC Comics que emite la cadena: “The Flash”, “Arrow”, “Legends of Tomorrow” y la recién llegada “Supergirl”. ¿Dónde hay que firmar?

lunes, 23 de mayo de 2016

Los mejores looks de Cannes 2016

El festival de cine de Cannes dio anoche carpetazo a su 69ª edición. Y si por el Cannes pasan algunas de las mejores películas del año, por su alfombra roja desfilan las estrellas protagonistas con los diseños que marcarán la tendencia estilística de los próximos meses. Vamos a hacer un repaso aquí, de los que considero que por una u otra razón, son los mejores looks de estos diez días de alfombra roja. 


Una de las protagonistas del festival fue Blake Lively, que acudió hasta Cannes para presentar la película de Woody Allen en la que participa "Cafe Society" y que nos dejó como viene siendo habitual en ella un puñado de buenos looks entre los que destacan el vestido de paillettes de Atelier Versace que realzaba su increíble figura, dejando ver su embarazo; y el conjunto de día de Giambattista Valli con zapatos de cebra.


Uno de los colores de este año de la alfombra roja del festival fue el amarillo, en multitud de tonalidades y tejidos distintos. Y ese fue el color elegido por Anna Kendrick que acudió al festival acompañando a Justin Timberlake y que brilló con este sobrio y elegante vestido de Stella McCartney.


Impresionante también de amarillo pasó por la alfombra roja Jessica Chastain, que brilló con este vestido de corte bustier de la firma Armani Privé y con joyas de Piaget.


Si por algo se ha caracterizado la alfombra roja de este año ha sido por la invasión de las mejores modelos del mundo que acuden al festival en busca de millonario representando a las firmas de las que son imagen. (dentro de la categoría "modelo" también incluímos a las "hijas/hermanas de"). Aquí, Bella Hadid que no se perdió ni una de las alfombras rojas de los diez días de festival y que aquí acertó con un Roberto Cavalli en tonos nude.


Y si hablamos de modelos no podemos olvidarnos de la representante de la nueva generación de maniquíes, Kendall Jenner, que acudió a una de las galas benéficas del festival con un Calvin Klein con transparencias muy acorde a su estilo y personalidad.


A lo mejor es porque estoy viendo "The OC" de nuevo, pero Mischa Barton apareció radiante en la alfombra roja del festival con un diseño de uno de mis diseñadores preferidos, George Hobeika. ¿Qué hacía Mischa Barton en Cannes? Francamente, ¿a quién le importa?


La artista anteriormente conocida como Cheryl Tweedy, Cheryl Cole y Cheryl Fernandez-Versini, y ahora simplemente Cheryl, acudió como imagen de Loreal a una de las múltiples galas benéficas del festival con un original y favorecedor diseño de una de sus firmas favoritas, Naeem Khan.


Pero no sólo de alfombra roja nocturna vive el festival de Cannes. Durante la presentación matutina a la prensa, Caitriona Balfe, protagonista de "Outlander" acudió a la presentación de su última película "Money Monster" dirigida por Jodie Foster con un elegante dos piezas de Louis Vuitton.


Kristen Steward fue una de las absolutas protagonistas de la Sección Oficial de este año con dos películas de las que es protagonista, "Café Society" de Woody Allen y "Personal Shopper" de Olivier Assayas. Y triunfó en la presentación matutina con este vestido estilo sudadera muy fiel a su particular estilo y personalidad.


Y Cannes no es Cannes sin la presencia de las mayores estrellas internacionales del cine francés. Aquí Lea Seydoux con un conjunto de Louis Viutton, uno de los diseñadores estrella de la alfombra roja de este año.


Siempre elegante, siempre sobria y siempre acertada Naomi Watts, aquí con un Armani Privé en tono gris azulado con incrustaciones de pedrería plateada.


A pesar de una poco atractiva extrema delgadez, Elle Fanning brilló con un palabra de honor de corte princesa muy del estilo de su diseñador Zuhair Murad.


Aunque si alguien brilla en todas y cada una de las ocasiones en las que desfila por la alfombra roja, esa es Marion Cotillard, que acudió presentando dos películas y que brilló con dos opciones fieles a un estilo personal moderno y transgresor. A la izquierda con un conjunto negro en corte asimétrico y a la derecha con un entallado vestido dorado. Ambos de Dior.


La acriz de "Transformers" Rosie Huntington-Whiteley triunfó con su estilo exuberante en un vaporoso diseño rojo de Alexandre Vauither Cuoture.


 Y si Rosie Huntington-Whiteley fue fiel a su estilo sexy y exuberante, todo lo contrario fue Vanessa Paradis que desfiló por la alfombra roja con un diseño muy propio de su personalidad dulce y sobria. Frimado por su firma fetiche, Chanel.


Aunque la auténtica estrella de la alfombra roja de esta edición no puede ser otra que Kirsten Dunst que triunfó con todos los diseños con los que la miembro del jurado de la Sección Oficial apareció en cada uno de los eventos de los que formaba parte. Destaco tres, los dos primeros de Dior, uno para la alfombra roja de la noche en color blanco y el segundo para la presentación diurna de las películas a concurso. El tercero, un Gucci con paillettes bordados haciendo dibujos florales es quizás lo mejor de este año.

Hasta aquí mi particular repaso. ¿Cuál es vuestro favorito?

viernes, 20 de mayo de 2016

El destino de Norma(n): "BATES MOTEL"


La cuarta temporada de “Bates Motel” llegó a su fin este pasado lunes en el canal de cable A&E con un episodio titulado “Norman” que parece marcar un antes y un después en la serie que relata la juventud del personaje de Norman Bates, previo a los hechos acontecidos en la película de Alfred Hitchcock “Psicosis”. Antes de seguir leyendo debes ser consciente que este post contiene spoliers sobre el final de temporada.

Y cuando decimos que este episodio marca un antes y un después en la serie es porque por fin ha llegado el momento de la muerte de Norma, algo que sabíamos que tenía que ocurrir tarde o temprano. Vemos como en uno de sus brotes psicóticos Norman decide abrir el gas de la caldera del sótano y cerrar todos los conductos de la casa excepto el de la habitación en la que se encuentra descansando su madre. Y hasta esa habitación llega él para acurrucarse junto a ella en la cama y abrazar los dos así la muerte. Pero algo sale mal y es que Romero acude a la casa con la intención de solucionar las cosas. Allí se encuentra a una Norma a la que intenta reanimar sin éxito y a un Norman que logra despertar y salvar así su vida de una muerte que él mismo había planeado. Una muerte dulce para el personaje de Norma de la que no parece ser consciente su hijo ya que durante todo el funeral (y durante todo el capítulo) actúa como si su madre fuese a despertar en cualquier momento.


¿Podríamos decir que esta cuarta temporada nos ha dado los mejores episodios de la serie? Sin lugar a duda. Si bien los diez episodios fueron realmente notables, hay que destacar que los tres o cuatro últimos son verdaderamente excepcionales. Y lo son porque además de centrarse en darnos lo que llevábamos tanto tiempo esperando, lo ha hecho con escenas realmente icónicas como esa en la que Norman hace el hueco en la pared a través del cual espiaba a las huéspedes en la película y que en esta ocasión le sirvió para ver cómo su madre mantenía relaciones sexuales con el sheriff Romero. No sólo esa; la escena de la llamada de teléfono entre Norman y su hermano Dylan en la que el primero le oculta al segundo la muerte de su madre o esa escena final de Norman bajando las escaleras mientras visualiza a su madre tocando al piano la canción navideña “I´ll be home for Christmas” son sólo algunos ejemplos de maestría. Y en todas ellas destaca la sublime interpretación de Freddie Highmore que si bien ya nos había convencido a todos de ser el perfecto joven Norman, debería ahora aparecer en la lista de candidatos a los principales premios de la temporada. Su química con Vera Farmiga esta temporada ha sido sencillamente sensacional. 

Por todo esto, podemos decir que esta cuarta temporada recién terminada ha abrazado definitivamente el espíritu Hitchcock que tanto tiempo llevábamos esperando. No me malinterpretéis, no quiero decir con esto que las tres temporadas anteriores no hayan merecido la pena. Todo lo contrario. Simplemente, esta cuarta ha sido la razón por la que muchos de los fans nos hemos acercado a la serie: para conocer qué pasó antes de los hechos relatados en la película. Quizás las tres primeras temporadas sirvieron como introducción de los personajes y presentación del mundo alrededor de ellos. Así, conocimos al hermano de Norman y sus problemas con el trapicheo y el tráfico de drogas. Conocimos también al hermano de Norma y los abusos que éste ejerció sobre su hermana. Además de al Sheriff Romero que fue posiblemente la única persona que amó de verdad (y de una manera sana) a Norma. Y además nos han servido para conocer a la dulce Emma que ha servido como contrapunto amable al resto de personajes llenos de claroscuros morales (y que además nos sirvió a muchos para conocer a esa maravilla que es Olivia Cooke que se va  merendar medio Hollywood en los próximos años). Pero ahora en esta cuarta tanda de episodios es cuando por fin hemos llegado al eje argumental a partir del cual conocemos todos los aspectos que rodearon la historia que se nos contó hace 45 años, algo que estábamos deseando.


Por lo tanto, todo parece indicar que durante la próxima temporada, la quinta (que además ya ha sido confirmado que será la última), veremos los últimos pasos de la evolución del personaje de Norman hasta convertirse en el monstruo que conocimos en “Psicosis”. Y no sólo eso sino que además el productor ejecutivo de la serie, Carlton Cuse apunta la posibilidad de introducir por fin en los nuevos capítulos que verán la luz en 2017 el personaje de Marion Crane, víctima en la famosa escena de la ducha de la película de Hitchcock. No podemos estar más motivados con la idea.

Y para aquellos interesados en esta precuela moderna de “Psicosis” que aún no le hayan dado una oportunidad, Atreseries, el canal del Grupo Atresmedia dedicado casi en exclusividad a la emisión de series, tanto nacionales como internacionales, acaba de iniciar la emisión de la serie desde su primer episodio. Sí, lo sé, han tenido que pasar cuatro temporadas para que alguien se haya decidido a emitirla en nuestro país. Luego nos preguntamos por qué la gente acude a la piratería. Pero bueno, más vale tarde que nunca así que un minipunto para Atreseries.

miércoles, 18 de mayo de 2016

El día de la graduación en "QUANTICO"

La primera temporada de “Quantico” terminó este pasado domingo en Estados Unidos (aquí en España lo hará dentro de poco más de un mes) y todas las dudas que se nos habían sido planteadas durante los anteriores 21 capítulos fueron finalmente resueltas. ¿Quién era el traidor dentro de la academia de Quantico? ¿Cuáles fueron sus motivaciones? ¿Cómo puso la bomba mortal en la estación de Grand Central? ¿Actuó sólo o lo hizo acompañado? Estas preguntas y muchas más encuentran su respuesta en el vigésimo segundo y último episodio de la temporada titulado “Yes”.


(A partir de aquí spoilers del final de temporada de “Quantico”)

Ya habíamos visto al final del anterior capítulo que quien se encontraba detrás de las bombas y de todo lo sucedido en la temporada era el propio Liam que tenía un plan perfecto para acabar con el FBI desde dentro. Y el capítulo empezó explicando cómo llevó a cabo su plan. Cómo fijó su atención en Alex después de que Miranda le ofreciese unirse a ella en el FBI. Cómo chantajeó a Elias. Cómo dejó a Alex sobre los escombros del atentado para hacerla parecer culpable. Pero los novatos aún no sabían la verdad sobre Liam ya que este se encargó de hacer parecer culpable a Miranda (a la que no han podido pasarle más cosas esta temporada). Alex, que puede ser una novata, pero tiene un instinto que ni Colombo, empieza a sospechar que ella no es la verdadera culpable ya que no tiene motivo aparente para cometer tales atrocidades. Sus sospechas se confirman cuando Simon y Shelby descubren que las llamadas que recibía de Alex no podían ser de Miranda pero sí de algún alto cargo del equipo. Por lo tanto, todas las sospechas recaen sobre Liam que parece además haber desaparecido.

No tardan en descubrir que Liam planea atentar contra la graduación que se está produciendo en esos momentos en Quantico. Allí se encuentran maniatados Ryan y Miranda y después de recorrer los dormitorios del edificio encuentran por fin a Liam. Aniquilado este, la labor ahora es deshacerse de la bomba nuclear que Liam pensaba hacer explotar. Y en medio de una discusión entre el grupo, Simon decide fugarse con la bomba para hacerla estallar bajo el agua. Al fin y al cabo era él quien la había diseñado. Al teléfono mientras él conduce el coche con la bomba que va a acabar con su vida, Alex y Raina (frustrada historia de amor) se despiden del que ha sido su compañero y amigo (y enemigo en incontables ocasiones). Ya en el funeral de Simon, Alex, que ya está fuera del FBI, decide mantener una conversación con la vicepresidenta Claire Haas en la que le cuenta sus sospechas de que ella se encuentra detrás de todo y que junto con Liam había tramado un plan en el que Claire conseguiría la vicepresidencia y él limpiar el FBI y empezar la organización de cero y a su manera. Ella, como la infanta, ni confirma ni desmiente. Al final, cuando Alex tiene ya organizado el viaje con Ryan que no pudieron hacer tras su graduación, a Alex recibe de mano del mismísimo Conrad Grayson de “Revenge” (el actor Henry Czerny) un puesto en la CIA. ¿Aceptará?


Sorprendentemente, este episodio final ha sido uno de los más sólidos de la temporada. Y es que han sabido darle un cierre ciertamente lógico a las tramas que han ido abriendo a lo largo de los episodios. De una manera bastante verosímil (digo bastante porque hay que tener en cuenta el tipo de producto ante el que nos encontramos) han conseguido dejar al espectador satisfecho con la resolución y con el “villano” que durante tanto tiempo había permanecido oculto.

Esta segunda parte de la temporada emitida tras el parón navideño tuvo muchos momentos en los que resultaba imposible saber en qué punto se encontraba cada personaje (nunca entenderé el personaje de Eliza Coupe haciendo de ex mujer de Ryan) provocando pereza y hastío en el espectador. Además, muchos de los nuevos reclutas que se incorporaron a mitad de temporada no tuvieron ningún papel relevante más allá de hacer de falsos culpables al final de cada episodio. Pero dejando de lado estos momentos, la serie nunca ha dejado de funcionar. Y es que todos los espectadores somos conscientes del tipo de serie que es “Quantico”. Una serie de consumo fácil, con interpretaciones justitas, tramas locas con giros de guión aún más locos. Pero con una virtud que es muy de agradecer y es que ellos mismos son conscientes del tipo de producto que nos ofrecen. No nos venden la moto de que estamos ante una obra maestra. Esto es entretenimiento. Es un guilty pleasure. Y tomándolo como tal, la serie ha funcionado perfectamente durante todos y cada uno de los 22 episodios.


La segunda temporada ya está en plena pre-producción; empezará a rodarse en julio y trasladará su rodaje de Montreal a Nueva York para aprovechar las ventajas fiscales que la ciudad estadounidense ofrece. ¿Habrá aceptado finalmente Alex el ofrecimiento de formar parte de la CIA? ¿Todos los personajes que están muertos están verdaderamente muertos o habrá algún comeback inesperado teniendo en cuenta que no hemos visto ningún cadáver? ¿Cuáles de los compañeros en Quantico de Alex formarán parte de la segunda temporada? ¿Se convertirá la ahora vicepresidenta Haas en el enemigo a batir en los nuevos episodios? Demasiadas preguntas y demasiado tiempo para especular y elaborar teorías.

lunes, 16 de mayo de 2016

Las renovaciones y cancelaciones de la temporada (Actualizado 26/05)

Como ya venimos comentando desde hace varias semanas, la temporada seriéfila 2015/2016 está a punto de echar el cierre, y poco a poco vamos conociendo el destino final de nuestras series. A falta de alguna confirmación que conoceremos a lo largo de esta semana en los Upfronts (esos eventos en los que las cadenas dan a conocer sus parrillas televisivas de cara a conseguir anunciantes), y de la que daremos cuenta aquí en el blog, vamos a hacer un repaso cadena por cadena de qué series han sido renovadas, cuáles han sido canceladas y cuáles están pendientes de renovación. A medida que vayamos conociendo el destino de estas últimas, iremos actualizando el post.



De momento, la cadena ha renovado “2 Broke Girls”, “The Big Bang Theory”, “Blue Bloods”, “Criminal Minds”, “Elementary”, “Hawaii 5.0”, “Life in Pieces”, “Madam Secretary”, “Mom”, “Scorpion” y sus tres series “NCIS”

Las canceladas son, por ahora “Angel from Hell” que no llegó a emitir siquiera su primera temporada completa, “CSI: Ciber” finiquitando así todas las series basadas en la factoría CSI, “Extant”, “The Good Wife”, cuyo final analizamos aquí la semana pasada, “Mike & Molly” y “Person of Interest”, cuya última temporada está aún en emisión.

Y aún quedan pendientes por conocer su destino “Rush Hour”, “Code Black” (de la que hablamos aquí hace unas semanas y que ojalá sea renovada), “Limitless”, “Criminal Minds: Beyond Borders” y “The Odd Couple”. Los rumores apuntan a que “The Odd Couple” y “Code Black” seguramente sean renovadas. Y hay que tener en cuenta también que, si bien “Supergirl” no ha sido cancelada, esta dejará de emitirse en CBS para pasar a su hermana pequeña The CW.

ACTUALIZACIÓN 17/05: CBS acaba de anunciar la renovación de "Code Black", "Criminal Minds: Beyond Borders" y "The Odd Couple". De "Limitless" aún no se sabe nada pero la cosa no pinta bien.

ACTUALIZACIÓN 26/05: Después de haber confirmado hace unos días que "Rush Hour" no tendrá segunda temporada, CBS acaba de anunciar que "Limitless" también es cancelada después de no conseguir que ninguna otra cadena la comprase.


La parrilla de The CW es muy fácil de analizar, puesto que ha renovado todas sus series, teniendo en cuenta que al final “Containment” se quedará en “serie evento”, como inicialmente habían anunciado y no tendrá continuidad. Y teniendo en cuenta también que “The Beauty and the Beast” emitirá su anunciada última temporada este verano. 

Por lo tanto, “Crazy Ex Girlfriend”, “DC´s Legends of Tomorrow”, “Arrow", “The Flash”, “Jane the Virgin”, “iZombie”, “The 100”, “Reign”, “Supernatural”, “The Vampire Diaries” y “The Originals” regresarán a la parrilla televisiva de la cadena, a la que también hemos de sumar la otra serie de Greg Berlanti, “Supergirl”.



La ABC ya ha decidido al igual que The CW el destino de todas sus series. “American Crime”, “Black-Ish”, “Dr Ken”, “Fresh off the Boat”, “The Goldbergs”, “Last Man Standing”, “MARVEL´s Agents of SHIELD”, “The Middle”, “Modern Family”, “Once Upon a Time”, “Quantico”, “The Real O´Neals”, “Mistresses” y las cuatro series de Shonda “Anatomía de Grey”, “How to get away with Murder”, “Scandal” y “The Catch” han sido renovadas por una nueva temporada.

En cambio, este pasado jueves, el canal decidió anunciar las cancelaciones de un buen grupo de series entre las que se encuentran “Galavant”, “Agent Carter”, “Nashville”, “Castle”, “The Family” y “The Muppets” que se unen a las ya canceladas “Blood & Oil”, “Of Kings and Prophets”, “Rookie Blue”, “The Whispers” y “Wicked City”.


Por ahora, y a falta de conocer aún si tal y como se rumorea “Expediente X” va a contar con nuevos capítulos para el año que viene o no, las series renovadas son “Bob´s Burgers”, “Bones”, “Brooklyn 99”, “Empire”, “Padre de Familia”, “Gotham”, “Last man on Earth”, “Lucifer”, “New Girl”, “Rosewood”, “Scream Queens”, “Los Simpson” y "Sleepy Hollow”.

Y las pocas que han sido canceladas son “Bordertown”, “Cooper Barrett´s guide to Surviving Life”, “Grandfathered”, “The Grinder”, “Minority Report” y “Second Chance”. Todas ellas tras sólo una temporada. Parece ser que este año, las series nuevas de FOX, especialmente las comedias, no han dado el resultado que la cadena esperaba.

ACTUALIZACIÓN 17/05: FOX acaba de anunciar que ya están trabajando en los nuevos capítulos de "Expediente X", auqnue posiblemente no vean la luz hasta la temporada 2017/2018.


Y por último, repasamos las renovaciones y cancelaciones de NBC. Entre las renovadas se encuentran “The Blacklist” (que además contará con un spin off), “Blindspot”, “Grimm”, “Law & Order: SVU”, “Shades of Blue”, “Superstore”“The Carmichael Show” y toda la factoría basada en Chicago: “Chicago Med”, "Chicago PD”, “Chicago Fire” y a la que próximamente se unirá una más basada en la abogacía.

Y las canceladas son “Crowded”, “Game of Silence”, “Heartbeat”, “Heroes Reborn”, “Mr Robinson”, “The Player”, “Telenovela” (lloro muy fuerte) “Truth be told”, “Undateable” y la recién añadida al grupo “The Mysteries of Laura” remake norteamericano de nuestra “Los misterios de Laura”. Y aún queda pendiente la decisión sobre “The Night Shift”, cuya tercera temporada está aún por emisión.

De momento estas son las cancelaciones y renovaciones que conocemos. Como mencioné antes, iremos actualizando según se vayan conociendo más detalles y dentro de unos días analizaremos las novedades más destacadas que se presente en los Upfronts.

viernes, 13 de mayo de 2016

Finales de temporada: "NEW GIRL", "2 BROKE GIRLS" y "THE BIG BANG THEORY"

El verano se acerca y las series norteamericanas van poco a poco echando el cierre a sus series y despidiéndolas hasta la temporada que arrancará allá por septiembre y octubre. Eso siempre y cuando hayan conseguido la tan deseada renovación, claro. En el post de hoy vamos a repasar los episodios finales y lo que han dado de sí tres sitcom que han despedido sus temporadas esta misma semana: “New Girl”, “2 Broke Girls” y “The Big Bang Theory”. Las tres volverán el próximo otoño, las dos primeras con su sexta temporada y la última con la décima.


“New Girl”, la serie de Zooey Deschanel despidió este martes su quinta temporada con un episodio doble, como ha venido siendo habitual en estas últimas semanas. Sus índices de audiencia no es que sean especialmente destacados, pero sí son lo suficientemente estables para haber conseguido la renovación (eso y que las series de FOX están en uno de sus peores momentos de audiencia de su historia). La ausencia de Jess durante un buen puñado de episodios debido a su maternidad ha supuesto un cambio de aires que le ha venido bien a la serie. Y la incorporación de Megan Fox para cubrir esa baja ha resultado ser una idea mejor de lo que todos habíamos pensado. El contrapunto cínico de Reagan, su personaje, ha contrastado a la perfección con las personalidades infantiles y naif del resto de personajes.Su reaparición para la boda de Cece y Schmidt hace volar los rumores de su más que posible fichaje para la sexta temporada, algo que personalmente me alegraría.

Los preparativos de la ya mencionada boda entre Cece y Schmidt han centrado gran parte de las tramas de esta quinta temporada, por lo que era lógico que la doble season finale estuviese centrada en el propio enlace. Enlace que además nos ha traído de vuelta a uno de los personajes secundarios estrella de la serie, Coach. Obviamente, la boda resulta ser un absoluto desastre teniendo en cuenta que no se encontraba presente ni el propio novio, atrapado en un avión. No esperábamos menos.


Anoche echó el cierre la quinta temporada de “2 Broke Girls” también, como decíamos antes, con la renovación asegurada para una sexta tanda de episodios. Max y Caroline han experimentado esta temporada una serie de cambios con los que han dejados de ser las dos tías sin blanca del título, ya que Caroline consigue vender la historia de cómo perdió todo su dinero para que Hollywood haga una película. Sí, vender la historia de cómo se arruinó la ha sacado de la ruina. Irónico. No sólo eso sino que además, por una carambola del destino, en el último episodio acaban convirtiéndose en socias mayoritarias del restaurante en el que trabajan. Pero si a alguien le cambia la vida es a Max, quien en su viaje a Hollywood acompañando a Caroline, conoce a un abogado con el que empieza una relación de pareja. Sana, seria y emocionalmente estable. A pesar de que el final de temporada nos deja con la duda de si dicha relación a distancia tiene futuro o no. 

Como bien comentamos en el post sobre las comedias de la CBS hace unos meses, “2 Broke Girls” es una de esas series cuyo humor amas o detestas. Es zafia, escatológica y se burla de negros, gays y discapacitados. Algo que convierte la serie en una de esas de amor u odio. En esta quinta temporada ha mantenido todas esas señas de identidad, por lo que aquellos que disfrutaron de sus anteriores temporadas, también lo habrán hecho en esta sexta. Eso sí, no podemos obviar que la serie lleva cinco años haciendo chistes sobre los mismos temas, algo que puede resultar repetitivo después de tanto tiempo. De momento, a la audiencia parece seguir haciéndole gracia. A mí, desde luego que también. Por cierto, el embarazo de Sophie no deja de dar momentos de carcajada absoluta.


La que sí parece resentida después de tanto tiempo es “The Big Bang Theory”. Es obvio, nueve años (con veintipico capítulos por temporada) empiezan a pesar sobre sus espaldas y a pesar de que las audiencias siguen siendo envidiables, deberían plantearse seriamente la posibilidad de que la décima temporada sea la última. Sus personajes protagonistas ya no dan más de sí y ya es demasiado tarde para meter algún secundario nuevo que dé vidilla al cotarro.

Precisamente la preparación de otra boda ha sido la que ha centrado el final de temporada en “TBBT”. Y es que Penny, tras conocer que la madre de Leonard se siente disgustada por no haber podido acudir a la boda de ambos en Las Vegas (ni ella ni nadie pudo acudir), decide organizar una nueva ceremonia en la que todos los familiares y amigos pudiesen estar presentes. Stephen Hawking también está invitado. Y para acudir a tal ceremonia cuentan también con la madre de Sheldon y el padre de Leonard cuyas personalidades parecen encajar mejor de lo que todos esperaban. Y así, en plenos preparativos finales del evento y con ambos progenitores desaparecidos echa el cierre la temporada. Un cliffhanger que no será resuelto hasta después del verano, ya en la décima temporada. 

La próxima semana terminan las temporadas de un montón de series, entre ellas “Last Man on Earth”, “Quantico”, “Bates Motel”, “Jane The Virgin”, “Modern Family” o “Mom”, así que stay tuned.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Buena suerte, Alicia Florrick

Cada vez que se estrena una película de Woody Allen y corremos al cine para verla, siempre leemos algún crítico (o algún cuñado con ínfulas de Boyero) que afirma que estamos ante una obra menor del cineasta neoyorquino. Y raudos y veloces respondemos los fans de Allen afirmando que incluso una película mala suya es superior al 99% de lo que nos encontramos en la cartelera un fin de semana cualquiera. Algo parecido sucede con “The Good Wife”, sabemos que ha tenido momentos mejores y peores, incluso que su final puede haber dejado a algunos telespectadores un tanto desconcertados, pero todos los que seguimos la trayectoria de Alicia Florrick desde hace siete temporadas sabemos que pocas veces nos encontraremos ante un producto tan delicioso y sublime.

“The Good Wife” hacía ya un par de temporadas que había alcanzado su cumbre narrativa, y el progresivo desgaste sufrido en la sexta y en esta séptima temporada propiciaron el momento perfecto para despedirnos para siempre de Alicia y del resto de personajes. Ahora, cuando la serie estaba aún en un momento notable de calidad y antes de que sus espectadores entonasen eso de “ya no la veo porque dejó de gustarme, se les fue de las manos”. Era el momento perfecto, aunque fuésemos conscientes de lo duro que resultaría un lunes sin capítulo de “The Good Wife”


(A partir de aquí, spoilers de la series finale)

Teníamos claro que el matrimonio King no nos iban a dar un cierre complaciente con Alicia. Al fin y al cabo esto no es “Doctora en Alabama”. Por eso muchos espectadores se han sentido desconcertados con el episodio final hasta el punto de que el matrimonio King ha tenido que explicar en una entrevista publicada por su canal CBS, su decisión de terminar con Alicia recibiendo una bofetada por parte de Diane (Christine Baranski está siempre perfecta, incluso dando hostias). Michelle explica que esa bofetada supone el cierre del círculo que se abrió en el primer episodio de la serie en el que la propia Alicia abofeteaba a su marido Peter tras conocer las múltiples infidelidades de este. Una especie de víctima que con el paso de los episodios se ha ido convirtiendo en verdugo y que finalmente recibe su propia medicina. Además, dicha bofetada supone una reflexión sobre todo lo que ha vivido y especialmente sobre la nueva etapa a la que se enfrenta ya lejos de su marido y de su influencia. Y quién sabe si de la mano o no de Jason.

Sí que es innegable que nos hubiese gustado despedirnos como es debido de algunos personajes cuyas últimas escenas han sido de poco calado y de otros que ni siquiera han aparecido en la season finale. Quizás en estos últimos episodios se le dedicó demasiado tiempo a los encuentros sexuales entre Alicia y Jason (personalmente, me resulta más inquietante Jeffrey Dean Morgan aquí que en “The Walking Dead”) cuando podían haber ido preparando la despedida. Pero es algo que han sabido disimular con el “regreso” de Will para echar una última mano a Alicia en la resolución del caso de su marido Peter.


“The Good Wife” nos ha dejado un legado más allá de 156 episodios del mejor procedimental en abierto que ha emitido nunca la televisión norteamericana. Nos ha dejado unas tramas pegadas a la actualidad. Ha hablado de racismo, de las escuchas de la NSA, del matrimonio gay, de Anonymous, de Snowden, de la pena de muerte, de bitcoin, de internet y sus peligros con la privacidad y de muchísimos más temas que la serie reflejaba mejor que cualquier informativo. También nos ha dejado unos personajes secundarios inolvidables: Diane, Cary, Eli, Will, Kalinda y un sinfín de actores invitados que en apariciones esporádicas aportaban mucho más que cualquier protagonista random en cualquier serie random. Aquí todos los personajes importaban, todos eran tratados con mimo y respeto ¡Incluso los hijos adolescentes de los Florrick! (bueno, quizás todos menos Robyn, aquella investigadora que desapareció de la serie sin previo aviso). También nos ha dejado el legado de ser mucho más que una serie de abogados y casos semanales. Sus guiones han sabido combinar a la perfección las tramas continuadas de su protagonista y su grupo de secundarios, con unos casos semanales que eran auténticas delicatessen, haciéndonos reír con su fina ironía o llorar con alguna que otra despedida que nos rompió el corazón.

Pero sobre todo nos ha regalado un personaje que va mucho más allá de una mera cabeza de reparto. Alicia Florrick ha sabido crecer a la vez que nosotros íbamos creciendo (de placer) viéndola. Ha evolucionado, ha tropezado, se ha levantado, ha jugado con fuego y se ha quemado, ha amado y ha pecado. Ha pasado de ser la abnegada esposa de un político corrupto y putero a ser ella misma la protagonista de su propia historia. Con sus dudas éticas, sus claroscuros morales, sus momentos de extrema honradez contrastados con aquellos en los que el poder hace que las cosas dejen de ser blancas o negras para ser de diferentes tonalidades grises. 


Alicia Florrick ya no es la buena esposa del título, es LA PUTA AMA.

(Había pensado enfocar este post haciendo un ranking con mis episodios favoritos de la serie, pero francamente, he abandonado a la mitad ante la imposibilidad de llevar a cabo la tarea de tener que descartar 146 capítulos para quedarme sólo con 10).

lunes, 9 de mayo de 2016

"GAYCATION", la realidad homosexual en 2016

La actriz Ellen Page, conocida mayormente por su papel de “Juno”, se ha convertido en una de las mayores defensoras públicas de los derechos de los homosexuales desde su salida pública del armario hace un par de años en una conferencia sobre los derechos del colectivo LGTBQ en Las Vegas. Y no sólo aprovecha su última película “Freeheld” en la que interpreta a la pareja de Julianne Moore para tal cometido, sino que además hace unas cuantas semanas estrenó una serie de documentales en el nuevo canal norteamericano VICELAND en los que recorre diferentes países para ver cómo es la realidad del colectivo homosexual. En esta primera temporada ha visitado, junto con su amigo Ian Daniel, también gay, cuatro países: Japón, Brasil, Jamaica y Estados Unidos.


Lo que más destaca en el primer país que visitan, Japón, es el contraste entre la extrema frialdad y timidez del pueblo nipón, tan poco dado a las muestras públicas de afecto (de cualquier identidad sexual), con la colorida calidez del barrio gay de Ni Chome en Tokio en el que puedes encontrar desde locales en los que hombres heterosexuales disfrutan vistiendo ropa femenina hasta karaokes en los que chicas jóvenes escuchan porno gay masculino. Lo curioso de un país como Japón es que, al contrario de lo que suele suceder, la religión no es lo que obstaculiza la visibilidad gay sino que parecen ser otros los factores los causantes de que el colectivo LGTBQ sea aún un tabú. Tras Japón visitan Brasil, que si bien puede presumir de ser el primer país de Sudamérica en aprobar no sólo el matrimonio gay sino también la adopción por parte de parejas monoparentales, también tiene el dudoso honor de tener la mayor tasa de asesinatos de LGTB del mundo. Y es que hay una diferencia abismal entre la visibilidad en eventos como el carnaval de Rio de Janeiro y la realidad del día a día. Quizás Brasil me recuerda a la España de principios de los 90 en los que a la gente le resultaba divertido, incluso exótico, ver gays en TV (hola Boris Izaguirre) siempre y cuando estos no fuesen sus vecinos en la vida real. 

Mucho peor es el caso de Jamaica, el que es considerado el país más homófobo del mundo (así lo hizo la revista TIME en 2006), que no sólo no contempla en matrimonio gay sino que además carece de cualquier tipo de legislación que proteja al colectivo frente al altísimo nivel de agresiones, especialmente en el caso de los transexuales. No sólo eso sino que además aún sigue vigente la “Ley de Sodomía” que penaliza y criminaliza determinadas prácticas, entre ellas el mantener relaciones sexuales con alguien de tu mismo sexo. Y resulta cuanto menos curioso que el movimiento rastafari, que tanto predica la paz tenga una posición tan violenta hacia lo LGTBQ. En un país con una profundo y arraigado culto religioso, Ellen e Ian acuden al que será el primer Gay Pride que se celebra en la historia del país. Por último, y coincidiendo con la aprobación con la aprobación el en Senado de la ley de matrimonio igualitario, visitan Estados Unidos y tienen la oportunidad de charlar con Ted Cruz, uno de los últimos en retirarse de la carrera por la presidencia de los Estados Unidos. Cruz perteneciente al Tea Party, el ala más conservadora del partido republicano, es uno de los mayores detractores de la aprobación de dicha ley, llegando incluso a invitar a los jueces a negarse a entregar actas de matrimonio a parejas homosexuales. Aunque si algo demuestran Page y Daniel es el enorme contraste entre ciudades como Nueva York o San Francisco y zonas del interior del país mucho más restrictivas y homófobas.


Si algo destaca en el trabajo de ambos protagonistas es la sencillez y la inocencia con la que se acercan a cada una de las situaciones que viven. Hacen las mismas preguntas que cualquier espectador se podría estar haciendo en su casa y prefieren plasmar la realidad que teorizar o sermonear. Y es que en todos y cada uno de los países que visitan dan a conocer historias realmente duras, pero también otras que invitan a tener esperanza en que nuestro alrededor esté empezando a cambiar. Lo que sí dejan claro Ellen e Ian es que aún queda mucho por recorrer y mucho por luchar. Comunas para jóvenes transexuales expulsados de sus hogares, empresas que ofertan actores por horas para hacerse pasar por familiares y amigos, evangélicos que predican el amor únicamente heterosexual, curas con amplios (y sospechosos) conocimientos de prácticas sexuales, transexuales líderes del movimiento de Stonewall que dio origen al día del Orgullo Gay y ancianos que fueron la primera generación en salir del armario. Todo eso y mucho más en los cuatro episodios emitidos hasta ahora. Un quinto, en India, está en pleno rodaje.

¿Para cuando este tipo de documentales en los colegios e institutos?


viernes, 6 de mayo de 2016

"PENNY DREADFUL", nuevos monstruos en el Londres victoriano

“Penny Dreadful” ha vuelto. Y lo ha hecho por la puerta grande con un capítulo a la altura de lo que los fans estábamos esperando y que ha saciado la sed de sangre terror gótico que teníamos desde el final de la segunda temporada hace diez meses. No sólo ha sido agradable el reencuentro con la maravillosa Vanessa Ives y el resto de personajes sino que además hemos visto la introducción de alguna novedad que va a dar mucha conversación a lo largo de los nueve capítulos que componen esta tercera temporada que, recordemos, contará con el español Paco Cabezas en la dirección de cuatro de los episodios.


Conviene recordar que al final de la segunda temporada la relación entre el grupo de protagonistas explotó por los aires dinamitando la confianza mutua y provocando que cada uno siguiese su camino en solitario. Dejamos a Sir Malcolm devastado por la muerte de su fiel amigo Sembene que murió a manos de Ethan en uno de los ataques de este convertido en hombre lobo. Él Mismo, Ethan, es atrapado por la policía y todo parece indicar que va a ser llevado de vuelta a su tierra para ser juzgado. Y Lily abandona definitivamente a su amo y creador Victor Frankenstein para abrazar la eterna juventud de Dorian Gray, provocando que el primero se suma en una profunda depresión al verse abandonado por su amor, esa persona que ha creado y moldeado para estar a su lado y paliar su soledad. Y aquí es donde nos encontramos en el inicio de este nuevo episodio, titulado “The day Tennyson died” en referencia al dramaturgo británico que murió el mismo día en que se inicia la trama de esta nueva temporada.

(A partir de aquí, spoilers a cascoporro)

El personaje de Victor Frankenstein, aún dolido y humillado por el abandono de su criatura más perfecta, Lily, recibe la visita de uno de los nuevos personajes de la temporada, el doctor Henry Jekyll (interpretado por el actor Shazad Latif) quien le ofrece, parece que de manera desinteresada, su ayuda para intentar controlar y traer de vuelta a Lily y arrebatarla de manos de Dorian. ¿Es impresión mía o entre ellos hay una más que evidente tensión sexual? La duda ahora es saber cuánto va a tardar en aparecer la otra cara de Jekyll, Mr Hyde. Por su parte, Ethan, se encuentra en un tren en Estados Unidos que le lleva a su tierra para ser juzgado. Lo que desconoce es que en ese mismo tren viaja, y no por mera casualidad obviamente, Hécate, una de las brujas que tanto atemorizó a Vanessa Ives en la segunda temporada. Un grupo de bandidos asalta entonces el tren provocando un buen puñado de muertes y del que apenas sobreviven el propio Ethan, la bruja Hécate y el inspector de Scotland Yard que lo custodiaba. Todo parece indicar que dicho asalto ha sido idea del padre de Ethan para recuperar de nuevo a su hijo, idea que no parece agradar del todo a Ethan.


Vanessa, ese personaje que ejerce de eje de unión entre todos los personajes literarios que aparecen en la serie y que está magistralmente interpretado por la maravillosa Eva Green. Esta, sumida en una especie de letargo tras lo sufrido al final de la temporada anterior, recibe la visita de Lyle quien la anima a probar una nueva técnica emergente en aquellos días, la psiquiatría. Esta acude a la consulta de la Doctora Seward (interpretada por Patti Lupone y que parece ser que desciende de la bruja que esta misma actriz interpretó en la segunda temporada), quien le aconseja que salga de la rutina y haga alguna actividad fuera de lo habitual. Vanessa acaba así, en el museo de Historia Natural donde conoce y mantiene una estimulante conversación sobre escorpiones con el Doctor Sweet, un personaje tan enigmático que seguro que tendrá mucha influencia, para bien o para mal, en el futuro de nuestra protagonista.

En  puntos extremos del globo terráqueo parecen encontrarse Sir Malcolm y Caliban. El primero se encuentra en Zanzíbar, acompañando los restos mortales de su fiel escudero Sembene cuando recibe la noticia de que Ethan necesita su ayuda. Y en un punto cercano al polo norte encontramos a Caliban, la primera criatura que salió de las manos de Frankenstein, que gracias a un recuerdo de su infancia toma la decisión de emprender de nuevo el camino de vuelta a casa. De quien no sabemos nada en este episodio, más allá de las referencias a ellos que hacen Frankenstein y el Dr. Jekyll es de Dorian y Lily. Pero quien sí aparece, aunque de momento no conocemos más que su voz y sus intenciones sanguinarias, es el nuevo monstruo (más que monstruo deberíamos decir villano, porque al fin y al cabo, todos de un modo u otro, son monstruos) de la temporada que no es otro que el mismísimo Drácula.


Esta tercera temporada, como dije al inicio del post, parece que va a por todas y ya desde un principio nos plantea una serie de cuestiones que estamos deseando resolver. Los nuevos personajes, el Dr Jekyll, el Dr Sweet, la psicóloga Seward (es imposible que el uso de Patti Lupone para interpretar al personaje no tenga un significado más allá) y sobre todo ese nuevo villano, Drácula, abren un abanico amplísimo de personajes y de tramas con infinitas ramificaciones que permiten a los personajes “veteranos” tener su propia trama independiente además de aquella que los una y los obligue a actuar juntos de nuevo.

Deseando estamos de que llegue el siguiente episodio.


martes, 3 de mayo de 2016

Alfombra roja Gala Met 2016

Una de las alfombras rojas más importantes del año y una de las más estridentes y originales. Eso es lo que representa cada año la gala que anualmente conocida gracias a la todopoderosa del mundo de la moda Anna Wintour y que tuvo lugar anoche con una temática este año centrada en el mundo de la tecnología. Repasamos ahora lo que ha dado de sí este pintoresco evento:


Tres Emma y tres estilos muy diferentes: Roberts con un diseño en tonos lilas y morados de Tory Burch, Stone con un diseño de Miuccia Prada y Watson con un dos piezas con pantalón y larguísima cola de Calvin Klein y con la particularidad de estar hecho con materiales reciclados.


Acertada Elle Fanning con un diseño de Thakoon en rosa empolvado, Gigi Hadid con un favorecedor Tommy Hilfiger en gris azulado y Katie Holmes luciendo pelazo y un elegante diseño de uno de sus diseñadores fetiche, Zac Posen.


Uno de los colores de la noche fue el blanco, que fue elegido por la actriz Emily Ratajkowski, de Prabal Gurung, Freida Pinto que al igual que Emma Roberts también eligió a Tory Burch, y una impresionante Karlie Kloss con diseño de Brandon Maxwell.


También de blanco acudieron Rosie Huntington-Whiteley, siempre perfecta, esta vez con un Ralph Lauren, Sarah Jessica Parker que decepcionó con un soso diseño de Monse y la modelo Alessandra Ambrissio con un diseño de Balmain.


Acertadas en elegancia, pero no en la temática del evento, aparecieron Allison Williams, protagonista de "Girls" con un diseño de Peter Pilotto, Jessica Chastain con un Prada de color azul y la modelo Karolina Kurkova con un inconfundible diseño de Marchesa.


Tres protagonistas con tres estilos muy distintos, la anfitriona Anna Wintour de Chanel, Blake Lively de Burberry y Lupita Nyong´o con un original tocado y diseño de uno de los diseñadores de la noche, Calvin Klein.

Amber Heard, pareja sentimental de Johnny Deep, con un diseño de Ralph Lauren, la cómica Amy Schumer de Alexander Wang y la actriz de "Dando la Nota" y "Crepúsculo" Anna Kendrick con un sobrio Derek Lam.


La actriz Chloe Grace Moretz, nueva novia de Brooklyn Beckham, con un sexy diseño de la firma neoyorquina Coach, la cantante Ciara de H&M y una embarazada Emily Blunt con un favorecedor modelo de Michaek Kors bordado con pailletes azules.


La cantante y actriz Hailee Steinfeld también con un bonito, pero poco lucido diseño de H&M, Juncal Rivero Irina Shayk con un diseño de Givenchy que parece sacado del armario de "Noche de Fiesta", y la eterna promesa del cine Juno Temple de Erdem London.


Rose Byrne con un brillante diseño de Ralph Lauren, la psicodélica Solange Knowles poniendo el punto de color con un diseño amarillo de David Laport y Uma Thurman de Tommy Hilfiger.


Sorprendentemente las Kardashian-Jenner fueron algunas de las más acertadas de la velada, Kylie con un ¿falso? corte bob y un precioso diseño de Balmain, Kim con un estilo futurista también de Balmain y Kendall de Atelier Versace.


Tres góticas de palo, Michelle Williams, Kerry Washington y Kristen Steward con diseños de Louis Vuitton, Marc Jacobs y Chanel respectivamente.


Dos de las australianas más ilustres (y íntimas amigas) Naomi Watts y Nicole Kidman, ambas muy acertadas con dos diseños de Burberry y Alexander McQueen respectivamente.


Desacertada Jennifer Connelly de Louis Vuitton, Mia Wasikowska de Prada eligiendo el color rojo, uno de los menos vistos en la noche y la reina Rania de Jordania fiel a su diseñador de cabecera Valentino, con un vestido que ya había lucido en alguna otra ocasión.


Tres de las protagonistas de la última edición de los Oscar que tampoco quisieron perderse el evento. Alicia Vikander con un diseño de Nicolas Guesquiere, con quien acudió a la gala, para la firma de la que ella es imagen, Louis Vuitton. La ganadora a mejor actriz Brie Larson de Proenza Schouler y Saoirse Ronan de Christopher Kane.


Tres Kate con tres diseños de estilos muy diferentes, Bosworth de Dolce&Gabanna, Kate Mara, una de las pocas que apostó por el vestido corto con un diseño negro de Paco Rabanne y Kate Hudson de Versace.


Las mayores divas del pop tampoco quisieron perderse el evento. Beyoncé con un vestido de látex de Givenchy, Taylor Swift con un futurista y rompedor diseño de Louis Vuitton y Lady Gaga que vuelve a su mamarrachismo habitual con un diseño de su amiga Donatella Versace.


Demi Lovato con un acertado y favorecedor Moschino, Jennifer Hudson también de H&M y Lorde con muy pocas ganas un diseño de Valentino.


Selena Gomez venía de hacer la compra y se pasó por el evento. Vestida de Louis Vuitton (uno de los diseñadores preferidos de la noche), Rita Ora de Vera Wang y Nicki Minaj que eligió a Moschino.


Las más mamarrachas de la velada, y no esperábamos menos de ellas, fueron Katy Perry y Madonna que debieron confundir lo tecnológico con lo gótico. Perry con un diseño de Prada y Madonna de Givenchy.


Y dejo para el final mis tres favoritas de la noche. Poppy Delavigne con un precioso diseño de Marchesa en tonos cobrizos y con multitud de flecos (yo le habría recogido el pelo en una coleta para acertar de pleno con la temática de la noche). Zendaya, sublime en un diseño de Michael Kors y con un acertado peinado y Rachel McAdams con un maravilloso Valentino.

Aunque con total seguridad, el vestido más recordado de la velada será el Zac Posen que vistió Claire Danes con la peculiaridad de que BRILLABA EN LA OSCURIDAD! Esto sí que es tomarse en serio la temática tecnológica del evento y lo demás tonterías.



También se pasaron por allí multitud de hijos de, como los de Will Smith y Johnny Deep de los que me niego a hablar aquí y también aparecieron algún que otro hombre vistiendo esmoquin, como siempre, pero francamente ¿a quién le importa el outfit de Orlando Bloom?

¿Cuál es vuestro diseño favorito?