martes, 23 de agosto de 2016

"THE KETTERING INCIDENT": sucesos paranormales en Tasmania

Si algo bueno tiene el verano, hablando en términos de series y televisión, es que el (cada vez más relativo) descanso de las series más importantes de la parrilla televisiva norteamericana te permite echar un vistazo a algún proyecto fuera de las fronteras USA que puede resultar una grata sorpresa. Es el caso de la serie islandesa “Trapped”, de la que espero hablaros muy prontito, y también de “The Kettering Incident”, una miniserie australiana con tintes sobrenaturales que merece al menos que le demos una oportunidad. De esta última es de la que os voy a hablar, sin spoilers, a continuación.


Anna trabaja como doctora en una clínica privada de Londres. Su vida es bastante caótica y desde hace tiempo sufre desmayos repentinos que le hacen perder la memoria y la noción del tiempo y el espacio. Y tras uno de esos desmayos aparece en Kettering, su pueblo natal en la isla de Tasmania, al sur de Australia, del que huyó cuando era tan solo una adolescente tras un suceso del que nunca pudo recuperarse del todo. ¿Qué hace de vuelta en Kettering? Eso es algo que tendremos que ir viendo a lo largo de los episodios. Y es que Anna decidió abandonar su lugar de nacimiento cuando su amiga desapareció en extrañas circunstancias mientras ambas daban un tranquilo paseo en bici. Unas extrañas luces blancas en lo alto de la montaña son lo único que Anna recuerda de lo sucedido. Además de que todo el pueblo pareció culparla a ella de lo que le pasó a su amiga, tiene que lidiar con las extrañas secuelas de tan inquietante suceso: sangra por la nariz, oye voces y sufre pitidos constantes en los oídos, además de las ya mencionadas pérdidas de consciencia y memoria.

Tras su regreso entabla cierta afinidad y confianza con Chloe, una joven del pueblo que sueña con seguir los pasos de Anna e irse de Kettering en cuanto reúna el dinero suficiente para poner tierra de por medio. Pero Chloe nunca va a lograr su objetivo ya que poco después de la llegada de Anna desaparece en las mismas extrañas circunstancias que la niña desaparecida años atrás. ¿Qué relación tienen las dos desapariciones? ¿Y por qué ambas están relacionadas Anna? Eso es algo que tendrá que ir investigando a lo largo de ese inicialmente corto período de tiempo que la protagonista iba a pasar en su pueblo natal y que finalmente se irá alargando indefinidamente. 


A ese ya de por sí truculento e inquietante suceso se unen una serie de acontecimientos que convertirán el pueblo en un núcleo de sucesos paranormales al más puro estilo “Expediente X”: pájaros que caen petrificados del cielo, polillas del tamaño de la palma de una mano, extraños sarpullidos en algunos de los habitantes y un sinfín de sucesos paranormales que harán que la aparente calma en la que viven los habitantes de Kettering se ponga en entredicho al ver que, unos más que otros, tienen mucho que ocultar y muy pocas ganas de que la verdad salga a la luz. 

Si por algo destaca “The Kettering Incident” es por sus paisajes. Una aurora austral preciosa que junto con unos planos bellísimos de bosques, mares y montañas, transmiten tal sensación de paz y armonía que si no fuese por lo truculento de la historia, darían ganas de mudarte allí sin duda (además de que ver a todos sus protagonistas pasando frío, hace que el propio espectador se olvide de los estragos de las altas temperaturas veraniegas). Pero claro, luego está ese pueblo que es como una mezcla entre “Fortitude” (esa serie británica que cuenta con la española Verónica Echegui) y “Twin Peaks” que da más mal rollo que la consulta del dentista. ¿”Twin Peaks”? Sí, y es que parece que todos los habitantes del pueblo tienen algo que esconder, esté o no relacionado con lo sucedido con Anna años atrás. Todos parecen ocultar la verdad sobre algo y ninguno recibe con buenos ojos el regreso de Anna ya que parece que esta puede hacer saltar por los aires su falsa apariencia de vida tranquila. Una sensación de inquietud y de falsa calma que no deja de estar presente en ninguno de los ocho episodios. Es más, se va acentuando según avanza el metraje.


El reparto está conformado por un buen puñado de actores australianos populares en su país pero desconocidos para aquellos que no seamos muy conocedores de la televisión de las antípodas. Pero el papel protagonista recae en la cada vez más popular Elizabeth Debicki de la que hablé en este blog tras su participación en “The Night Manager” y que en cine hemos podido ver en “Everest”, “Operación U.N.C.L.E.” o la última adaptación de “Macbeth”

A pesar de que “The Kettering Incident” ha sido concebida como miniserie, cada vez son más las voces que apuntan a una segunda temporada. Habrá que ver si los compromisos de su protagonista con el universo MARVEL por el que ha fichado recientemente (aparecerá en la segunda parte de “Guardianes de la Galaxia”) lo permiten. Yo, francamente, visto el octavo y último episodio, me he quedado con ganas de más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario